Argentina: En los asientos traseros, únicamente el 23% de los pasajeros utilizan el cinturón de seguridad

TravesiaLatam-argentina: en los asientos traseros, unicamente el 23% de los pasajeros utiliza el cinturon de seguridad

Sólo en 4 de cada 10 vehículos todos los viajeros van atados

 

En Argentina, únicamente un 23,1% de los pasajeros que viajan en el asiento trasero se abrochan el cinturón de seguridad. Este porcentaje se incrementa a un 42,9% en caso de ser acompañante y a un 50,1% si es el conductor. Estas cifras han sido facilitadas por la ANSV (Agencia Nacional de Seguridad Vial) del Ministerio de Transporte.

 

Esta situación es alarmante porque el cinturón de seguridad es valorado por los especialistas como el sistema más efectivo para salvar vidas, superando al airbag que, de poco sirve, si no se lleva el cinturón abrochado. Asimismo, la mayor parte de los coches que circulan por el país no disponen de bolsas de aire posteriores (de cortina).

 

 

                                                                    

                                                                       Infografía: Agencia Nacional de Seguridad Vial

 

 

El gerente general del Cesvi (Centro de Experimentación y Seguridad Vial), Marcelo Aiello, ha avisado que “mucha gente que lo utiliza en las plazas delanteras no tiene el hábito de hacerlo cuando viaja atrás. Hay que generar conciencia del peligro innecesario al que se expone esa persona”.

 

Desde el Cesvi se insiste en que uno de los mayores peligros de viajar atrás sin abrocharse el cinturón son los vuelcos porque, a causa de ellos, el pasajero rebota dentro del habitáculo y puede salir expulsado por los vidrios laterales o la luneta trasera.

 

Según el estudio realizado, en Argentina en sólo 4 de cada 10 vehículos todos los pasajeros van atados. En el noroeste, que es la región más criticada en relación a este aspecto, el porcentaje es escasamente de un 35,8%. En el otro extremo está la zona del centro oeste (Cuyo), que es donde más se usa, con un 60,8%.

 

La clasificación por región de los “atados” está así: en el Noreste (NEA) de Argentina se “ata” un 41,1%; Patagónica, un 41,4%; Pampeana, 41,6%; y Amba (Área Metropolitana de Buenos Aires), un 44,7%.

 

Del estudio de ANSV también se extraen otras conclusiones como que las mujeres conductoras lo utilizan más que los hombres (60% contra menos del 50% respectivamente) o que influyen de manera positiva en el resto: cuando ellas conducen, más del 50% de los pasajeros lo llevan abrochado.

 

En el marco de Latinoamérica, Argentina se encuentra en la séptima posición en el uso del cinturón. Chile se encuentra en el primer puesto con un 82%; le sigue Colombia, con un 75%; Ecuador, con un 75%, Uruguay, con un 62%; Perú, con un 58%; El Salvador, 55%; Argentina, 50%; Paraguay, 30% y Bolivia, 21%.

 

Fuente: tn.com